Arqueólogos descubrieron una tumba intacta de la dinastía Ming en China

El extraordinario hallazgo se dio por parte de un grupo de investigadores durante las excavaciones previas a la realización de rutas nacionales en el distrito de Xinfu. El descubrimiento evidencia el tipo de rituales y las herramientas que utilizaban en aquella época.

Por Matías Gutierrez

Mar 25, 2024

Un grupo de arqueólogos chinos se toparon con un impresionante descubrimiento. Este equipo de investigadores desenterró una tumba conservada perfectamente que data de la época de la dinastía Ming (1368-1644). Este suceso se llevó a cabo en la ciudad de Xinzhou, en la provincia de Shanxi, en el norte de China.

El equipo de arqueólogos que realizó el extraordinario hallazgo, forma parte del Instituto Shanxi de Reliquias Culturales y Arqueológicas. El descubrimiento se produjo durante las excavaciones previas a la construcción de rutas nacionales en el distrito de Xinfu, según señaló China Daily.

Cabe destacar que en este proyecto se estudiaron diversos sitios arqueológicos del período Longshan (2900-2100 a.C.), como así también en de los Reinos Combatientes (475-221 a.C.), sumado a 66 tumbas de diferentes dinastías. Sin embargo, la tumba que más le llamó la atención de los expertos, fue una con cámara de ladrillos que se encontraba intacta y que perteneció a la dinastía Ming. El panteón fue hallado en el oeste del pueblo Hexitou, en el distrito de Xinfu.

¿Qué datos descubrieron y qué materiales encontraron dentro del panteón?

Se presume que la impresionante tumba tiene más de 430 años, su elegante mobiliario funerario  y el ataúd de madera siguen en perfectas condiciones, a pesar del paso del tiempo. A su vez, dentro del sitio, los investigadores hallaron mesas de sacrificio, escritorios, sillas de madera en la cámara, junto con herramientas de escritura como piedras de entintar, pinceles de caligrafía china y portalápices. Este descubrimiento pone en manifiesto el ritual funerario que se llevaban adelante siglos atrás la élite china sumado a su cultura.

Por su parte, en la cámara principal, los expertos se toparon con dos ataúdes de madera decorados con confusos motivos. Asimismo, también encontraron dos nichos con vasijas de porcelana, que contenían granos, líquidos o aceites. Mientras que en la cámara más pequeña contenía altares de madera, mesas, sillas, candelabros, incensarios, vasijas y platos metálicos, junto a diferentes utensilios de escritura.

Cabe mencionar que la estructura de la impresionante tumba abarca 25 metros longitud y 6.4 metros de ancho, con una profundidad de 6.2 metros. Además, cuenta con una puerta de piedra, un pasillo de entrada, un corredor, una cámara principal, una cámara trasera y nichos en los muros. A su vez, encontraron una estela de piedra con un epitafio que pondera las virtudes del dueño, quien falleció en el año 1588, a los 55 años de edad. La inscripción indica: “Epitafio del príncipe de Ming Ru Hou’an”. El mensaje señala que el fallecido era un noble con título honorable.

Por su lado, las autoridades chinas a través de un informe expresaron que “la tumba consta de una cámara principal, una cámara trasera y dos arcos con nichos en el norte y en el sur. No hay limo en las tumbas y ataúdes y los objetos funerarios están relativamente bien conservados”. Luego, agregaron: “Hay dos ataúdes en el centro de la sala principal. El ataúd del sur es más pequeño y los paneles laterales del ataúd exterior se han deteriorado y colapsado”.

Historia de la dinastía Ming

China fue gobernada por la dinastía Ming desde el 1368 hasta 1644. A largo de 200 años, el imperio fue liderado por este linaje, que logró elevar a esa civilización como la más desarrollada de su época y que además, brindó un legado cultural y político duradero. Asimismo, la dinastía Ming se popularizó por su riqueza artística y arquitectónica, como la Gran Muralla y la Ciudad Prohibida. A su vez, fomentó el confucianismo y el comercio.

Durante ese gobierno, China tuvo un fuerte crecimiento económico, sumado a diversos progresos como científicos y literarios, y una sociedad estratificada. Asimismo, también enfrentó problemas internos como revueltas campesinas y corrupción, además de presiones externas. La caída de la dinastía Ming significó el fin de una era y el nacimiento de una nueva, como lo fue la dinastía Qing.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

El estadio de Temperley cumplió 100 años

El estadio de Temperley cumplió 100 años

El “Alfredo Beranger”, símbolo de zona sur, llegó a su Centenario. Sus hinchas rememoraron las hazañas en la previa al partido contra Almirante Brown y hubo saludos de todo tipo en las redes sociales. Mirá uno en especial…