Bizarrap brilló ante 20.000 personas

En lo que fue su primer show propio, el artista del momento brindó un espectáculo 360º en el Hipódromo de Palermo. Duki actuó como artista invitado y hubo un homenaje a los campeones del mundo.

Por Jonatan Pedernera

Abr 21, 2023

Con la misma ansiedad que en la época de pandemia con las sesiones en vivo, pero con la efervescencia y el calor del público. Cara a cara. Así vivió su primer presentación como frontman en el escenario el popular Bizarrap, DJ, compositor y productor.  “No sé si saben pero es mi primer show propio, y la verdad que es muy emocionante para mí que haya tanta gente. No…no sé, no me salen las palabras, les juro que estoy muy emocionado”, así largó la noche.

El artista del momento en el centro de la escena.

La session #36 empezó a sonar y Palermo vibró entre luces y fuegos artificiales. La calidad del sonido fue excelente gracias a los 120 sistemas de sonido distribuidos en las 13 torres de audio. La música envolvió a los fanáticos con las sesiones de L-Gante, Ptazeta, Eladio Carrión, Chucky 73, Morad, MHD y Residente.

La sesión 53, junto a Shakira, es una de las más escuchadas en las plataformas.

El único invitado fue Duki y en el momento más efusivo de la noche entonó su Music Session 50, canción que surgió de la promesa luego de la Copa América obtenida por La Scaloneta. Y fue el principio, porque los homenajes en grande para la Selección siguieron durante toda la noche y le puso el broche a su noche con el tema de Shakira.

“Muchas gracias, no tengo nada más que agradecerles a todos por estar acá. Para mi es un sueño todo esto que estoy viviendo y gracias por acompañarme, en serio. Yo nunca soy muy expresivo pero de verdad estoy muy emocionado, contento de que estén todos acá, muchísimas gracias. No tengo palabras”, cerró el artista del momento.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

Equi Fernández, el pibe que retrocedió para tomar impulso

Equi Fernández, el pibe que retrocedió para tomar impulso

Ganarse un lugar en Boca no es fácil y él lo vivió en carne propia. Se formó en el club, pero tuvo que irse a Tigre para mostrarse y que lo volvieran a considerar. Ahí, como en las Inferiores, lo tuvo Diego Martínez, quien hoy lo disfruta y elogia: «Juega igual en cualquier cancha como en su barrio en San Miguel».