CaféLSA, la primera cafetería argentina en Lengua de Señas

Mariano y Hugo, dos amigos hipoacúsicos, prepararon el proyecto durante años y lo abrirán al público el 13 de abril en la provincia de Salta.

Por Lucas Torretta

Feb 6, 2024

El 13 de abril abrirá en la provincia de Salta un proyecto que se preparó durante diez años y que llegará al mercado para brindarle al público gastronomía y conocimientos. Se trata de CaféLSA, que será la primera cafetería argentina en Lengua de Señas.

Hugo y Mariano, dos amigos hipoacúsicos, pensaron la idea en la década pasada, pero no pudieron llevarla a cabo por diferentes motivos que complicaron el desarrollo del emprendimiento. Sin embargo, con el paso del tiempo fueron consiguiendo dinero que los ayudó en la inversión al punto de tener confirmado el local donde estarán establecidos.

En una entrevista con Infobae, Hugo Farfán explicó que todo surgió de «la necesidad de derribar las barreras comunicativas y culturales que enfrenta la comunidad sorda a diario«, así como también por el «desempleo y la precariedad laboral que afecta a muchas personas sordas y sus familias».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Café LSA (@cafelsasalta)

«>

¿Cómo será la cafetería?

En la nota, Hugo reveló que su negocio «servirá para proyectar una imagen más humana y menos estereotipada de las personas sordas«, ya que tener una LSA implica que tengan «más que una lengua, una cultura visual».

«Intentamos mostrar todo un mundo que nos representa: no vivimos en la discapacidad, es una mirada médica que queremos desterrar para pasar a otra mirada más social«, agregó.

Para lograrlo, la cafetería contará con la presencia de personas que fabricarán tazas personalizadas para que los consumidores encarguen las suyas en el caso de que les interese. Además, habrá libros de autores sordos en una biblioteca para que los clientes puedan leer y nutrirse de la cultura y la Lengua de Señas Argentina: «Tengo amigos que escriben y mi hermana, que también es sorda, es poeta y escritora. Tenemos una asociación a nivel nacional que agrupa a los artistas sordos que se llama ASorVi, ahí nuclean a todos los artistas sordos del país. Incluso, un grupo de ellos está haciendo ahora un mural para reflejar nuestra cosmovisión», detalló uno de los dueños.

Y añadió: «CaféLSA pretende ser la respuesta a una demanda urgente de conexión humana, un lugar donde las diferencias se convierten en riqueza y donde cada taza de café pueda contar una historia de superación y diversidad«.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Café LSA (@cafelsasalta)

«>

¿Cómo colaborar con el proyecto?

Si bien la fecha elegida para abrir la cafetería es el 13 de abril, pues será en conmemoración a la declaración del Día Nacional de la Lengua de Señas Argentina, todavía necesitan dinero para encarar la recta final del proyecto.

Para poder solventar los gastos, entre los que se encuentran refaccionar parte del lugar, decidieron crear una campaña a través de la web Cafecito, donde piden una colaboración mediante una transferencia bancaria.

«Necesitamos seguir difundiendo a CaféLSA para que la gente colabore: si llegamos a cinco mil personas y cada una pone $1000, con la recaudación podríamos arrancar con la compra en parte de la maquinaria que, supongo, debido a la situación económica, ya aumentó su precio desde que empezamos con la campaña. Con lo que hemos recaudado hasta ahora ya compramos lo esencial y equipamos el local con mesas y sillas, vajilla y demás accesorios, pero nos está faltando la máquina de café para poder empezar«, comentó.

Asimismo, reveló que al principio serán ellos dos los encargados de atender a la gente: «Obviamente con guías e instructivos para poder hacerlo. Esto provocará que el cliente se vaya a casa con la satisfacción de haber aprendido a comunicarse en otro idioma con personas sordas, que es el valor agregado que le da a nuestro emprendimiento», comunicó.

Para concluir, Hugo contó que su objetivo es ir creciendo para poder darle una oportunidad a las personas sordas que quieren trabajar en el café, así como también darle visibilidad a otros emprendedores sordos para ayudarlos en su proyección social: «Podremos ir incorporándolos a nuestro equipo de mozos, baristas y cajeros. O sea, la fuerza laboral la generamos nosotros con personas sordas, relegadas del mercado laboral«.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

Un milagro de discreción y elegancia

Un milagro de discreción y elegancia

La reedición de Los galgos, los galpos permite que aquellos que aún no pudieron leer la maravillosa novela de Sara Gallardo se encuentren con su ojo clínico para desnudar las manías de su clase, la aristocracia argentina, en sus grandes peleas y pequeñas miserias.