Cáncer de mama: Importante hallazgo del Conicet

La institución emblema de Argentina realizó un estudio que relaciona una alteración del metabolismo con el desarrollo de la enfermedad.

Por Fernando Francisco

Mar 27, 2024

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) elaboró un estudio que relaciona «alteraciones del metabolismo celular con el desarrollo de metástasis en cáncer de mama», de acuerdo al informe revelado por el organismo. El trabajo, publicado en la revista mensual «Frontiers in Molecular Biosciences», demostró en un modelo experimental de cáncer de mama, «que el aumento en los niveles de expresión de la proteína AKR1B1 favorece el desarrollo de metástasis».

La investigación sobre «modelos tanto in vivo como in vitro», llevado adelante por un equipo del Conicet, «identifica potenciales blancos» para el desarrollo de las «nuevas terapias anti-tumorales» y establece posibles «bio-marcadores, para un diagnóstico más eficiente», observa el balance científico.

Descubrimiento en Rosario

Los especialistas, bajo la dirección de Javier Enrique Girardini, investigador del Consejo en el Instituto de Inmunología Clínica y Experimental, de la ciudad de Rosario, «identificaron un reciente mecanismo que colabora con el desarrollo de tumores agresivos», señalaron.

«Aunque no podemos descartar que existan otros mecanismos capaces de tener bajo control la expresión de la proteína», la regulación es de gran relevancia, ya que su función como «supresor tumoral se encuentra eliminada o bloqueada en la mayoría de los cánceres humanos», afirmó Girardini. «Nuestros resultados sugirieron que es necesario mantener los niveles bajo estricto control, para prevenir el desarrollo de células tumorales agresivas», agregó.

Cómo funcionan las células tumorales

En el trabajo, se explica que «las células tumorales tienen un enorme requerimiento de nutrientes» para sostener tasas de proliferación, y «reprograman su metabolismo con objetivo de optimizar la obtención de energía y biosíntesis de la masa celular».

Además, «la detección de altos niveles podría ser utilizada para la identificación de tumores con mayor riesgo de metástasis, aumentando así posibilidades de futuros diagnósticos, más precisos». Si bien se encuentra todavía en una «etapa experimental», los resultados muestran que la inhibición de AKR1B1 podría utilizarse como «terapia anti-tumoral».

Foco en la prevención

A pesar que los estudios hasta hoy se concentran en «cáncer de mama triple negativo», el equipo de estudio cuenta con datos preliminares que sugieren que «el aumento en los niveles de la proteína» podría favorecer la «progresión tumoral, también en otros tipos de cáncer», precisaron los investigadores del Conicet.

Esto permitiría que «algunas terapias, diseñadas originalmente para un tipo de cáncer, puedan utilizarse en otros tipos». Esta aproximación da lugar a lo que se conoce como «terapias agnósticas», las cuales están basadas en el perfil genético, o proteico de un tumor, independientemente del tejido de origen, se informó.

 

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

El estadio de Temperley cumplió 100 años

El estadio de Temperley cumplió 100 años

El “Alfredo Beranger”, símbolo de zona sur, llegó a su Centenario. Sus hinchas rememoraron las hazañas en la previa al partido contra Almirante Brown y hubo saludos de todo tipo en las redes sociales. Mirá uno en especial…