Creó una huerta para abastecer a sus vecinos, amigos y familiares

Verónica Lorenzo es licenciada en Administración de Empresas, vive en un barrio de quintas en Del Viso y gracias a su proyecto, “Políticas guerreras”, regala todo lo que le da la tierra en época de inflación.

Por Jonatan Pedernera

Oct 12, 2023

Verónica llegó a la zona de quintas en 1997, tras la insistencia de un amigo, empezó a bucear en un tema del que prácticamente, no conocía absolutamente nada. La mujer de 56 años comenzó con sus primeras semillas y le empezó a tomar el gusto: ahora tiene una huerta de 20 metros de largo y ayuda a su entorno con productos 100 % naturales.

“Empecé una huerta por diversión, después la agrandé por aburrimiento en pandemia, hoy provee a mi familia y amigos y vecinos de esta inflación galopante. ¡Quién hubiera dicho!”, dijo la licenciada en Administración de Empresas.

Arrancó con lechuga, rúcula, acelga y tomates. Después, claro, se perfeccionó siguiendo varios tutoriales en internet y en especial en Instagram. Y luego fue por más: compró sus primeras gallinas y se armó un corralito en una casa donde sólo se criaban perros.

En los últimos recuentos de la semana, llegó a juntar 30 huevos por día. Es por eso que aprovechó las nuevas subas en los comercios para regalarnos, primero a sus familiares y luego a sus vecinos. “Yo trabajo con obras sociales, trabajo con médicos y es un tema. Cuando vuelvo para acá esto me relaja, me calma, la pasás bien. Es un cable a tierra. Tampoco es mucho trabajo una vez que le encontrás la vuelta”, aclaró.

Verónica también se armó un corralito para criar gallinas.

“Todos los que vienen a visitarme se llevan cosas. Tengo una amiga que tiene una familia numerosa, son seis, y cuando viene se va con bolsas de verdura. Se van felices porque está muy caro todo”, resumió la verdulera solidaria que recibe a todos los visitantes con huevos azules de su gallina araucana.

“Este emprendimiento me ayudó mucho a mí y básicamente a todos los que me rodean. Empecé a comer sano y a conocer otras verduras. Y después, es una gran satisfacción poder ayudar, hasta el jardinero de la casa se lleva cosas de la huerta”, resumió emocionada Verónica.

 

La cosecha. Verónica también creó un grupo entre vecinos para fomentar las huertas.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: