Dejó su cargo en el banco para ayudar a los más necesitados

Marcelo López oficiaba de gerente en Córdoba y abandonó su puesto para ayudar a comunidades de bajos recursos en Latinoamérica. Acá, su historia.

Por Jonatan Pedernera

Dic 27, 2023

La iniciativa de Marcelo López es todo un ejemplo. El contador público tenía todo, pero su faceta solidaria pudo más y hace 20 años pateó el tablero: se convirtió en voluntario en el segmento de capacitación sobre microemprendimientos del equipo Medical Ambassadors Internacional y viaja por varias ciudades necesitadas junto a su mujer.

López, de 64 años, está radicado en Potrero de Garay, Córdoba, y fue gerente de capacitación y jefe principal del área de riesgo crediticio en el banco de la ciudad. En 1996 vio un video sobre la situación alarmante en Haití y ahí comenzó con su aventura.

Silvia, su mujer, en plena tarea en un comedor.

Una doctora argentina que trabajaba en un dispensario médico del país le preguntó si podía capacitar a su personal y aceptó. “Eso fue un llamado. Sentía que yo debía estar allá. Estuvimos dos meses en la selva y allá afirmé mi llamado y mi vocación”, rememoró sobre el primer viaje que hizo con su esposa y su hija. Además, junto a Silvia, su mujer, viajó por Venezuela, Cuba, República Dominicana, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, México, Perú y Brasil.

«Es mejor dar que recibir», declaró el ex bancario.

“Trabajamos con países que son de bajos recursos. Ellos creen que siempre van a ser pobres. Lo que genera esa capacitación es el cambio de su forma de pensar, y los lleva a producir. Hemos visto prosperar a muchísima gente”, expresó el cordobés que años más tarde vuelve a donde dio clases y ve el fruto de su trabajo.

Y sobre el final, dejó un mensaje alentador: “Le doy muchas gracias a mi formación de contador público y en el banco. Todo eso que recibí lo tengo que compartir con otro, porque la esencia del amor es compartir. Tengo que compartir este talento. Cuando empezamos a hacer eso, se empieza a mover una rueda virtuosa, que es mejor dar que recibir. ¿Si todos nos ponemos en sintonía, sabés cómo cambia todo?”.

¿En que se basa el programa de microemprendimientos?

El plan se desarrolla en localidades de bajos recursos y en comunidades indígenas con la idea de capacitar a 15 líderes elegidos en el mismo lugar.  Las personas aprenden sobre la creación y administración de una empresa. En tanto, su mujer dicta talleres referidos al arte.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

¿A quién crees engañar?

¿A quién crees engañar?

El síndrome del impostor se caracteriza por experimentar una gran sensación de inseguridad y falta de confianza en vos mismo. Perfeccionismo, autoexigencia y dudas a las que hay que sobreponerse para no engañarse a uno mismo.