Descubrieron un gato montés conviviendo con lobos marinos en Chubut

El felino fue hallado por turistas y guardafaunas en la Reserva, mientras que las imágenes fueron capturadas y compartidas por un fotógrafo. El fabuloso encuentro generó preocupación debido a que no se supo cómo llegó el gato montés a ese lugar, aunque los expertos llevaron tranquilidad.

Por Matías Gutierrez

May 1, 2024

En abril ocurrió un maravilloso suceso debido a que en la Reserva del área natural de Punta Loma en Puerto Madryn (provincia de Chubut) descubrieron a un gato montés conviviendo con un grupo de lobos marinos. Del hallazgo fueron parte turistas y guardafaunas del lugar. Mientras que el fotógrafo Alejandro Carribero capturó el momento con su lente y luego compartió las imágenes a través de las redes sociales. Las misma se viralizaron y generaron revuelo.

El descubrimiento del felino junto a los lobos marinos produjo asombro entre los turistas, pero también causó preocupación, ya que las personas imaginaron en un primer momento que el felino silvestre había caído desde el acantilado. Aunque los guardafaunas señalaron que habían hallado huellas frescas que salían del cañadón que desemboca en la playa donde fue encontrado.

Los expertos del lugar indicaron que el gato montés fue observado en varias ocasiones entre 4 y el 7 de abril. Mientras que en el portal web El Chubut, los guardafaunas manifestaron que “es la cuarta vez en el lapso de un año que registramos a un gato alimentándose y estando un tiempo en el lugar. Nunca vimos cómo llegó ni cómo se fue, presumimos que encontró la forma de hacerlo a través de un acantilado mucho más bajo, que rodea la playa contigua a la playa principal”.

Los especialistas piensan que gato montés pudo llegar a la lobería, debido a que las playas están conectadas y esto puede observarse con las bajamares. Por el momento, no hay confirmación pero puede tratarse del mismo felino visualizado en otras ocasiones y que pudo haber creado el hábito de buscar comida en ese sitio.

Características del gato montés

“Leopardus geoffroyi” es el nombre científico del gato montés y según el sitio web Felinos Argentinos, por su apariencia y tamaño suele confundírselo con un gato doméstico, sobre todo en caso de melanismo. Mide entre 42 y 66 centímetros de largo (cabeza y cuerpo) más unos 24 a 36 cm de su cola y su peso varia de 2 a 6 kilogramos.

Mientras que posee un cuerpo robusto de pelaje corto y áspero. Dorsalmente el fondo es de color bayo o leonado grisáceo, más pálido en los costados, volviéndose casi blanco alrededor de los ojos, el hocico y las partes inferiores. El dorso y costados presentan pequeñas manchas negras redondeadas o elípticas, que se transforman en bandas transversales en los costados de las patas y en anillos en la cola. Los ojos de este felino son de color verde amarillento y el rinario es rosado.

Por su parte, la amplia distribución geográfica en Argentina va de la mano con una considerable variación de tamaño. Los ejemplares del sur son de mayor tamaño y de coloración más pálida. Mientras que los del norte son más oscuros y presentan un alto porcentaje de melanismo y por lo general, los ejemplares del oeste poseen manchas más pequeñas. A su vez, el macho es mayor y más robusto que la hembra.

A su vez, el portal web indicó que el gato montés es de hábitos principalmente crepusculares y nocturnos. Si bien se adapta a ambientes muy diversos, prefiere sitios arbolados o rocosos y gusta mucho del agua. Es un buen trepador y nadador. Mientras que de día suele descansar oculto en árboles o grietas. Además, se alimenta de pequeños mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces.

Este felino silvestre es el más abundante y de distribución más extendida en Argentina, ya que se puede apreciar en cada punto de nuestro país. También se lo visualizar en algunos lugares de la Patagonia chilena, en el sudeste de Bolivia, oeste y sur de Paraguay, el extremo sur de Brasil y en todo Uruguay.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: