Dos argentinos presentes en el World Press Photo 2023

El certamen de fotografía por excelencia eligió a las mejores imágenes y nuestro país quedó retratado en los lentes.

Por Jonatan Pedernera

Mar 30, 2023

El World Press Photo se vino con todo. Este año, participaron 4.066 fotógrafos de 130 países y en total hubo 64.823 imágenes. Como tenía que ser, los festejos por el campeonato obtenido por la Selección Argentina se llevaron todas las miradas.

Carlos Barría fue uno de los fotógrafos argentinos destacados con su obra El Viaje de María.

 

El jurado seleccionó a 24 ganadores regionales de Alemania, Australia, Banglades, Brasil, Canadá, Colombia, Ecuador, Egipto, Francia, Grecia, India , Indonesia, Japón, Madagascar, México, Nigeria, Noruega, Países Bajos, Palestina, Rusia, Sudán y Tailandia.

Las figuras del equipo argentino, en pleno festejo.

El argentino Tomás Francisco Cuesta, de la agencia AFP, se destacó con sus trabajos en el Obelisco, donde retrató a la multitud que salió a las calles para festejar el título de Qatar. Por su parte,  Carlos Barría, quien trabaja para la empresa Reuters, fue elegido con sus obras de la serie El Viaje de María, una temática que transcurrió por Latinoamérica.

Tomás Cuesta y una de sus fotos de la serie Campeones del mundo.

La fotografía ganadora fue  “Escuela Residencial de Kamloops”, de la fotoperiodista canadiense Amber Bracken para The New York Times. La imagen muestra el homenaje a los niños que fallecieron en la Escuela Residencial indígena de Kamloops, una institución constituida para forzar la asimilación cultural de los niños indígenas, después de haberse encontrado 215 tumbas sin señales identificativas en Columbia Británica, el 19 de junio de 2021.

 

La mejor obra del World Press Photo 2023: Escuela Residencial de Kamloops.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

Equi Fernández, el pibe que retrocedió para tomar impulso

Equi Fernández, el pibe que retrocedió para tomar impulso

Ganarse un lugar en Boca no es fácil y él lo vivió en carne propia. Se formó en el club, pero tuvo que irse a Tigre para mostrarse y que lo volvieran a considerar. Ahí, como en las Inferiores, lo tuvo Diego Martínez, quien hoy lo disfruta y elogia: «Juega igual en cualquier cancha como en su barrio en San Miguel».