El fruto seco que sirve para fortalecer los huesos

Los investigadores de Harvard destacaron el valor nutricional de la nuez y en especial, los efectos positivos que tiene para la salud ósea.

Por Jonatan Pedernera

Ene 24, 2024

Los superalimentos forman parte del día a día. Con el paso de los años, cobraron importancia y de a poco se fueron metiendo en varias recetas. Es más, hasta vienen en porciones de snacks para llevar a todos lados. En una investigación de la Universidad de Harvard para la revista Nutrients, se llegó a la conclusión de que la nuez es una fuente de energía para fortalecer los huesos.

En dicho informe se llegó a la conclusión de que la ingesta de este alimento puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades y afecciones que perjudican a la vida de las personas, por lo que se recomienda su inclusión en la dieta, tanto por sus beneficios como por su exquisito sabor. Entre todas sus características, destacan sus magníficas propiedades nutricionales sobre el sistema óseo, ya que las nueces son ricas en vitamina E, vitaminas del grupo B, ácidos grasos, sustancias antioxidantes, proteínas, ácidos grasos y fibra.

La nuez, que se emparentaba con la época navideña, acompaña platos dulces y salados.

Tras la pérdida de calcio, producto del paso de los años, aparecen complicaciones y problemas óseos y ahí la nuez cumple un rol fundamental, ya que ayuda a mantener con fortaleza la estructura de los huesos.

La nuez cuenta con una mayor composición de nutrientes saludables, como el magnesio, que logra que el hueso se torne más resistente. Además, el fruto seco posee propiedades antiinflamatorias y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que tiene una gran capacidad para reducir los niveles altos de colesterol.

Según varios especialistas, el consumo de nuez ayuda a fortalecer los huesos.

 

Y como si faltara algo más, los profesionales de Harvard destacaron a la nuez ya que cuida a la salud cardíaca, ya que mejora la circulación sanguínea. ¿Más? También aporta mejoras en el sistema nervioso protegiendo al cerebro del daño oxidativo e inflamatorio.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: