El polo argentino llegó a Arabia Saudita

De la mano de Adolfo Cambiaso, figura de La Dolfina, el deporte equino desembarcó en Medio Oriente.

Por Jonatan Pedernera

Ene 31, 2024

El polo argentino es el mejor del mundo. Con esa etiqueta, Adolfo Cambiaso y toda su troupe llegó a Arabia Saudita para disputar el AlUla Desert Polo, un certamen que reúne a los patrones más relevantes del mundo del deporte y a miembros de la realeza saudí. El equipo de Cañuelas, que llegó a la final del Abierto de Palermo (cayó contra La Natividad, conjunto que cuenta con los sobrinos de ‘Adolfito’), terminó como campeón en medio de representantes de todo el mundo.

Al margen de la presencia de uno de los equipos más reconocidos del polo, la llegada de La Dolfina a tierras árabes sirvió para afianzar el lazo comercial con los líderes de esa zona. De hecho,  se llegó a un acuerdo para crear una academia de polo y el club se encargará de la administración de varios jugadores en este sitio.

Cambiaso y el intecambio de camisetas con Ziad Alsuhaibani, el director de Deportes.

Con el nombramiento de Cambiaso como embajador global de Alula, el argentino se transformará en una voz que promoverá como destino turístico este histórico desierto ubicado a más de 1.000 kilómetros de Riad, la capital de Arabia Saudita, y cuya principal atracción es la ciudad de Hegra: un sitio arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Durante el encuentro, hubo espacio para los regalos: el ídolo argentino le obsequió una camiseta de la Selección Argentina a Ziad Alsuhaibani, director de Deportes de la Comisión Real para AlUla, quien le entregó a cambio indumentaria de equipos de fútbol de la zona.

Adolfo Cambiaso es uno de los fundadores de La Dolfina, uno de los equipos de Alejandro Petión, Cañuelas.

El viaje a Oriente Medio también lo tuvo como protagonista a «Poroto» Cambiaso, hijo del reconocido polista, quien participó en una sesión de fotos con el Príncipe Salman bin Mansour en Elephant Rock: una roca de más de 52 metros de altura con forma de elefante dada por la erosión de viento y agua durante miles de años.

Mía Cambiaso formó parte de una publicidad de una importante cadena de autos.

 

Por su parte, Mía Cambiaso, hija de «Adolfito», grabó un comercial de Bentley, una reconocida marca británica de autos de lujo que es una de las patrocinadoras del torneo. Además, junto a sus compañeras del equipo femenino de La Dolfina, Lía Salvo y Nina Clarkin, dirigió una clínica de polo para enseñar y promover los valores del deporte entre las mujeres.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: