En la misa navideña, el Papa Francisco pidió por la paz entre Palestina e Israel

El Pontífice imploró por el fin de la guerra en Gaza y pidió que "cesen las operaciones militares, con sus dramáticas consecuencias de víctimas civiles inocentes, y que se remedie la desesperada situación humanitaria permitiendo la llegada de ayuda".

Por Lucas Torretta

Dic 25, 2023

Este lunes, el Papa Francisco celebró el Urbi et orbi en la basílica de San Pedro. Mientras brindaba un mensaje por la Navidad, el Pontífice pidió por la paz en la guerra entre Palestina e Israel y «que cesen las operaciones militares en Gaza, con sus dramáticas consecuencias de víctimas civiles inocentes».

Asimismo, añadió: «Que se remedie la desesperada situación humanitaria permitiendo la llegada de ayuda. Que no se siga alimentando la violencia y el odio, sino que se encuentre una solución a la cuestión palestina, por medio de un diálogo sincero y perseverante entre las partes, sostenido por una fuerte voluntad política y el apoyo de la comunidad internacional«.

Siguiendo la misma línea, el líder de la Iglesia Católica pronunció algunas palabras para que haya paz en Siria, Yemen, el Líbano, Ucrania, Armenia y Azerabaiyán: «Renovemos nuestra cercanía espiritual y humana a su martirizado pueblo, para que a través del sostén de cada uno de nosotros sienta el amor de Dios en lo concreto».

Y agregó: «Que la favorezcan la prosecución de las iniciativas humanitarias, el regreso de los desplazados a sus hogares de manera legal y segura, y el respeto mutuo de las tradiciones religiosas y de los lugares de culto de cada comunidad».

Además, el Obispo de Roma dialogó sobre los conflictos que atraviesan «las regiones del Sahel, el Cuerno de África y Sudán, como también a Camerún, la República Democrática del Congo y Sudán del Sur«: «Que llegue el día en el que se consoliden los vínculos fraternos en la península coreana, abriendo vías de diálogo y reconciliación que puedan crear las condiciones para una paz duradera», proclamó.

Finalmente, Francisco habló sobre América Latina y comentó que Dios «inspire a las autoridades políticas y a todas las personas de buena voluntad para hallar soluciones idóneas que lleven a superar las disensiones sociales y políticas, a luchar contra las formas de pobreza que ofenden la dignidad de las personas, a resolver las desigualdades y a afrontar el doloroso fenómeno de las migraciones».

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: