Exponen en Rosario retratos de Messi, Maradona y Kempes hechos con tierra y pasto de sus raíces

La muestra "Tres estrellas" se inaugurará en Rosario este jueves.

Por Matías Petrone

Sep 12, 2023

Este jueves se inaugurará la muestra “Las tres estrellas” en el Museo del Deporte Santafesino de la ciudad de Rosario. La muestra contará con los retratos de Diego Maradona, Lionel Messi y Mario Kempes elaborados por el artista Jorge López con tierra y pasto recolectados de los potreros que vieron nacer a estos cracks.

Auspiciada por el Ministerio de Cultura de la provincia de Santa Fe, la exposición quedará formalmente inaugurada a las 18 de este jueves, y junto a los imponentes cuadros, se podrá disfrutar de material audiovisual del propio artista plástico quien registró el proceso de recolección de los materiales donde crecieron y jugaron los afamados deportistas y de la confección de cada obras.

El artista plástico Jorge López nacido en la ciudad bonaerense de San Pedro, expuso sus pinturas de fuerte impronta social, a lo largo del mundo y en los últimos tiempos se dedicó a una serie que tiene como protagonistas a los tres campeones mundiales del seleccionado argentino que se mostrarán junto a un audiovisual que narra su proceso de creación.

La serie comenzó tres años atrás, con un homenaje a Diego Armando Maradona para lo que utilizó «tierra sagrada» sacada la casa natal y del potrero de Villa Fiorito donde el jugador hizo sus primeras gambetas, «que con el correr del tiempo, llenaron de gloria y felicidad a nuestro pueblo», indicó el artista en la descripción que acompaña su obra. La misma técnica se utilizó para el retrato de Leo Messi, realizado con tierra de sus orígenes, que llevaron a López a visitar la casa natal, el potrero de su barrio y la cancha de fútbol infantil del Club Atlético Newell ‘s Old Boys, lugares que marcaron al astro del fútbol que aún sigue deslumbrando al mundo.

Para pintar el rostro de Mario Alberto Kempes, el artista recolectó la tierra en la localidad de Bell Ville en Córdoba, de la que es oriundo el «Matador», y de la cancha de Talleres de Bell Ville, el primer club del delantero que dio el primer campeonato mundial a la Argentina 1978.

Tras el contacto del artista con las «tierras sagradas», en un tacho, López mezcla esos materiales y pigmentos para conformar la argamasa que con una espátula impregna sobre la tela. Poco a poco, el relieve y el color de la pintura dejan ver las facciones de los tres campeones del mundo de la selección albiceleste, en obra que se vuelve potente al ser contemplada desde la presencialidad.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: