Gendarmes rescataron a un gato onza en peligro de extinción

Los oficiales resguardaron al animal en la localidad de El Espinillo, en Formosa. Luego de las curaciones pertinentes, el felino quedó al cuidado de especialistas en la reserva Guaycolec.

Por Jonatan Pedernera

Feb 15, 2024

Gendarmería Nacional rescató a un gato onza (también conocido como ocelote), una especie protegida y en peligro de extinción. El animal, malherido, con signos de haber sido golpeado, recibió las primeras curaciones y de inmediato fue puesto a disposición de los veterinarios de la reserva Guaycolec.

 

Los gendarmes del escuadrón  16 “Clorinda” visualizaron al felino en pleno patrullaje. Tras las primeras atenciones, notificaron la presencia del animal al Ministerio de la Producción y Ambiente de la provincia y a la Dirección de Recursos Naturales y Gestión Ambiental de la reserva.

Personal de Gendarmería, tras el rescate del animal.

El gato onza es un animal autóctono de América del Sur que se encuentra en peligro de extinción. Se trata del más grande de los pequeños gatos manchados, y uno de los más vistosos por las figuras de su piel, de cuerpo alargado y compacto. Su dorso es gris a canela, con manchas negras que forman estrías hacia el cuello y otras elongadas en el cuerpo.

Pesa entre 7 y 15 kilos y las hembras pueden gestar entre una y cuatro crías. Su distribución actual es Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, Salta, Tucumán y Misiones. También es conocido como gato onza y es el tercero en tamaño después del yaguareté y el puma.

Dicha especie habita casi todo el litoral y forma parte de la postal de la selva misionera.

 

La especie está considerada en peligro de extinción por la UICN (Lista Roja de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza), amenazada por la reducción de su hábitat por los desmontes y por la caza furtiva.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: