Histórico: «El Messi del Ajedrez» debuta en el Mundial con 10 años

Se trata de Faustino Oro, un niño prodigio argentino, que hace su estreno en el torneo de Uzbequistán tanto en modalidad rápida como blitz. Mirá su increíble historia.

Por Maximiliano Duarte

Dic 26, 2023

El fin de año trae regalos inolvidables, y este niño no tuvo que pedirle nada a Papá Noel: su genialidad ya hizo lo suyo. Faustino Oro, recuerde bien ese nombre, un pequeño de 10 años debuta hoy en el Mundial de Ajedrez de partidas rápidas (15 minutos, más 10 segundos por movida) y a ritmo blitz (3 más 2) que se llevará a cabo entre el 26 y el 30 de diciembre, en Samarkand, Uzbekistán en un hecho histórico para el deporte argentino. El jugador más jóven del certamen que ha superado cualquier récord mundial de leyendas como Bobby Fischer, Kasparov y el actual n°1 del mundo, Magnus Carlsen a su edad.

La vida del niño de 7 años del barrio de San Cristóbal cambió completamente (como la de todo el mundo) con la pandemia en 2020. De pasar a ir a la escuela San José de Calasanz (Caballito), a confinarse en su casa por un tiempo prolongado. Fanático de Vélez, no tenía tanto lugar en su casa para patear la pelota todo el día, como todo argentino. Entre mamá Romina y papá Alejandro, ambos contadores, decidieron mostrarle el tablero de 64 casilleros y empezar a jugar en familia. Al principio el juego le resultó aburrido. «Es muy difícil», decía. Pero poco a poco, con prácticas y partidas online, FaustiChess, así es su nickname en sus redes, se apasionó y su pensamiento abstracto para diseñar jugadas y un talento natural increíble lo llevó a dar que hablar en el mundo. El resto es historia.

Los grandes maestros argentinos coinciden en que jamás vieron algo igual en sus vidas. Fue el número 1 del ajedrez mundial en la categoría Sub 8 y sucedió lo mismo año tras año. Se convirtió en el único ajedrecista en los más de quince siglos de historia de esta actividad que a los nueve años alcanzó los 2316 puntos Elo (así se denomina el puntaje del ranking del ajedrez) transformándose en Maestro FIDE (FM). Le faltan dos para tener ese título al mejor Sub 11 del planeta. ¿Cuál es el próximo récord a batir? Ser el Gran Maestro FIDE más joven de la historia, logro que posee el indio-estadounidense Abhimanyu Mishra con 12 años, 4 meses y 25 días. El mundo habla de él. Sus logros son destacados sobre figuras como el noruego Carlsen, que recién a los 11 años alcanzó el puntaje que Faustino logró con 9, o que el ruso Kasparov comenzó a destacarse en partidas pensadas recién a los 10 mientras Faustino tiene casi 200 jugadas, o el recuerdo de las palabras del propio Bobby Fischer que decía que su juego comenzó a ser bueno recién a los 11 años.

Con 9 años superó el récord de Fischer, Kasparov y el n°1 del mundo, Carlsen a su edad. Miren como se sienta en la silla, todo un niño prodigio.

La prensa especializada en Europa ya hablan del «Messi del Ajedrez». Su familia dejó todo en Argentina y comenzó una nueva vida en España con la idea de darle mayores posibilidades a Fausti de crecer en el deporte. Es increíble ver al pequeño codearse en el Salón de Congresos en Samarkand con grandes leyendas. Más de 200 ajedrecistas -143 de ellos con el título de Gran Maestro, la máxima distinción en el ajedrez- que representarán a 70 naciones, confirmaron la asistencia. La presencia de Faustino Oro se trató de una “wild card”, una invitación solicitada por la Federación Argentina de Ajedrez (FADA) y la Confederación de Ajedrez de América (CCA), al organismo rector de esta actividad, la FIDE, considerando que es el mejor ajedrecista Sub 8, Sub 9, Sub 10, e incluso Sub 11, de la actualidad. Un genio. Y argentino.

 

 

Noticias relacionadas

River y Boca empataron en un Superclásico vibrante

River y Boca empataron en un Superclásico vibrante

Con un marco imponente, el Millonario y el Xeneze igualaron 1 a 1 en un partido que estuvo para cualquiera de los dos. Pablo Solari, a los 4′ del ST, adelantó al local y Cristian Medina lo emparejó a los 25′ del complemento. Un punto más que justo para los dos.

Seguí leyendo: