Javier Milei dio su primer discurso como presidente argentino

El flamante jefe de Estado habló en las escalinatas del Congreso de la Nación frente a sus seguidores.

Por Lucas Torretta

Dic 10, 2023

Luego de llegar al Congreso de la Nación para jurar como presidente de la República Argentina en la Cámara de Diputados, Javier Milei salió por las escalinatas del establecimiento y subió a un escenario para dar sus primeras palabras como jefe de Estado.

Ante la presencia de líderes políticos de otros países como Volodímir Zelensky, de Ucrania, Gabriel Boric, de Chile, Luis Lacalle Pou, de Uruguay, Daniel Noboa, de Ecuador, Jair Bolsonaro, de Brasil, y el rey Felipe VI de España, el líder de La Libertad Avanza brindó su primer discurso y dio algunas definiciones de lo que puede suceder en el futuro bajo su gobierno.

«Mucho se habló de la herencia que vamos a recibir. Quiero ser claro en esto: ningún Gobierno recibió una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros. El kirchnerismo que en sus inicios se jactaba de tener superávit gemelos, hoy deja déficit gemelos por 17% del PBI, 15% consolidado entre Tesoro y el Banco Central. La solución implica un ajuste fiscal en el sector público del 5% del PBI, que a diferencia de antes, va a caer casi totalmente sobre el estado y no sobre el sector privado«, comunicó.

Y añadió: «Por el otro, es necesario limpiar los pasivos remunerados del BCRA. De esta manera se ponefin a la emisión de dineroy con ellos a la última forma de inflación, empíricamente cierta y en términos teóricos. Dado que la política monetaria actúa con rezago de entre 18 y 24 meses, aún cuando hoy dejemos de emitir, seguiremos pagando los costos del desborde monetario. Haber emitido 20% del PBI no es gratis, lo vamos a pagar en inflación«.

Luego de profundizar más en sus ideas, el flamante presidente explicó que los empresarios no invertirán en un país carente de reputación hasta que «vean el ajuste fiscal haciendo que el mismo sea recesivo». Y agregó: «En tercer lugar, y no por eso menos importante, para hacer gradualismo es necesario que haya financiamiento, y lamentablemente tengo que decírselos de nuevo, no hay plata«.

En cuanto a la seguridad, Milei detalló que la Argentina se convirtió «en un baño de sangre» donde «los delincuentes caminan libres mientras los argentinos de bien se encierran tras las rejas«.

«El narcotráfico se apoderó lentamente de nuestras calles a punto tal que una de las ciudades más importantes ha sido secuestrada por los narcos y la violencia», comentó.

Asimismo, explicó que «un país que dentro de la ley permite todo, pero fuera de la ley no permite nada» será la bandera que seguirá para combatir a los personas que cortan las calles manifestándose: «El que corta no cobra«, exclamó.

Tras dar sus puntos de vista sobre la educación, el economista reveló que no viene a perseguir a nadie de la clase política argentina: «No venimos a saldar viejas vendettas o discutir espacios de poder, nuestro proyecto no es un proyecto de poder, es un proyecto de país. No pedimos acompañamiento ciego, pero no vamos a tolerar que la hipocresía interfieran con el cambio que los argentinos elegimos. A todos aquellos dirigentes políticos, sindicales y empresariales que quieran sumarse a la nueva Argentina los recibimos con los brazos abiertos«.

Luego de un discurso que se extendió por más de 30 minutos, Milei brindó unas palabras finales para todos los ciudadanos que se acercaron a las puertas del Congreso: «Hoy comienza una nueva era en la Argentina. El desafío que tenemos por delante es titánico, pero la verdadera fortaleza de un pueblo se mide en cómo enfrenta los desafíos cuando se presentan y cada vez que creemos que nuestra capacidad para superar esos desafíos ha sido alcanzada, miramos al cielo y recordamos que esa capacidad bien podría ser ilimitada».

Y concluyó: «El desafío es enorme, pero lo enfrentaremos con convicción, trabajaremos sin descanso y llegaremos a destino. No es casualidad que esta inauguración presidencial ocurra durante la fiesta de Janucá, la fiesta de la luz, la esencia de la libertad. Ustedes saben que prefiero decirles una verdad incómoda antes que una mentira confortable. Dios bendiga a los argentinos, y que las fuerzas del cielo nos acompañen en este desafío, muchas gracias, será difícil pero lo vamos a lograr«.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: