Miguel Suárez, el hombre que busca a su madre biológica para agradecerle

Tiene 35 años y realizó un video para dar con su madre, la cual no ve desde su nacimiento en 1988.

Por Lucas Torretta

Dic 4, 2023

En los últimos días se dio a conocer una historia que conmovió a los usuarios de las redes sociales. Miguel Suárez es un hombre de 35 años que comenzó una campaña en internet para encontrar a su madre biológica, la cual no ve desde su nacimiento el 4 de junio de 1988.

A través de un video, el oriundo de Córdoba contó cómo fue el día que nació: «Mamá te estoy buscando. Soy Miguel, tengo 35 años y nací en el hospital zonal de Oliva. Aparentemente ibas de viaje rumbo a tener mi nacimiento en otra ciudad, pero las circunstancias hicieron que tuvieras que frenar en Oliva para que yo naciera. A horas de nacido me llevaste a la terminal donde te esperaba mi papá adoptivo, me entregaste en sus brazos, me diste un beso, te diste media vuelta y te fuiste y nadie supo más nada de vos«.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Miguel Suarez (@masuarezgd)

«>

Y añadió: «Aparentemente en mi nacimiento participó una partera que se llamaba Clara Norma Ortiz de Mana. Tengo una vida de agradecimiento y quisiera encontrarte para que nos tomemos un café. Por eso, si ves este video te pido que te comuniques a este número que figura en placa para que podamos encontrarnos. Para todos aquellos que vean este video les pido que lo compartan en sus redes. Muchas gracias».

En una entrevista con TN, Miguel explicó que sabe que es adoptado desde hace un tiempo, pero que las ganas de conocer a su madre comenzó a tener lugar cuando fue padre: «Cuando nacen los hijos, se hace esta incógnita. Yo viví muy cómodo con esta historia, pero al transcurrir los años se dio esa necesidad de conocer el origen«, contó.

Asimismo, comentó que el único que vio a su progenitora fue su padre adoptivo, pero falleció en diciembre de 2020 en la pandemia del coronavirus. De la misma manera, tampoco pudo entablar un diálogo con la partera, porque también perdió la vida por las mismas circunstancias.

El padre de Miguel fue la última persona en ver a la madre biológica.

Según informó en la nota, la mujer tenía entre 25 y 30 años cuando tuvo a su hijo. Además, era «delgada, alta y de pelo castaño o rubio»: «Ella se acerca al auto, me entrega, me da un beso, se da vuelta y se va», comentó. Para los psicólogos, esta situación es «un símbolo», ya que marca que la madre «estaba sufriendo el desprendimiento de su bebé».

Si bien reconoce que no le guarda ningún rencor, quiere conocerla para compartir un momento, contarle su historia y agradecerle por haberle dado la oportunidad de nacer y de entregarlo a una familia que lo amaron «hasta el infinito». Por este motivo, comunicó que en caso de tener algún dato, llamen al 3584 28-9649.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

Un milagro de discreción y elegancia

Un milagro de discreción y elegancia

La reedición de Los galgos, los galpos permite que aquellos que aún no pudieron leer la maravillosa novela de Sara Gallardo se encuentren con su ojo clínico para desnudar las manías de su clase, la aristocracia argentina, en sus grandes peleas y pequeñas miserias.