Propuestas atractivas para el último finde largo del año

Se vienen cuatro días primaverales para disfrutar al aire libre, degustar sabrosas comidas en familia o simplemente escaparle a la rutina de la ciudad en lugares cercanos a Buenos Aires. Hay varias sugerencias para aprovechar.

Por Federico del Río

Oct 11, 2023

La Primavera suele ser la estación del año preferida por la mayoría, por las agradables temperaturas, los bellos atardeceres, las flores y el verde. Por eso, este fin de semana acoplado a los feriados del viernes 13 y el lunes de 16 de octubre se presenta como ideal para tomarse unas mini vacaciones sin la necesidad de trasladarse a los clásicos y múltiples destinos turísticos de Argentina ni tomarse un avión para viajar al exterior, porque hay destinos muy cercanos y accesibles, en todos los sentidos, a pocos kilómetros de Buenos Aires y a los que se pude acceder tanto en autos particulares como en transportes públicos.

Uno de los sitios más elegidos para estos paseos de día completo es Tigre, porque allí se pueden realizar paseos en barcos por el Delta para disfrutar de la naturaleza y también cuenta con un amplio y variado polo gastronómico para todos los gustos, además del famoso Puerto de Frutos para quienes pretenden aprovechar para comprar cualquier tipo de elementos. Tal vez sea la opción preferida de muchos habitantes de la ciudad de Buenos Aires porque se puede llegar en tren con mucha comidad y en poco tiempo.

Una opción similar para los amantes del agua es Chascomús, aunque también es la alternativa más lejana, ya que está ubicada a 127 kilómetros Buenos Aires, en dirección a la Costa Atlántica. Se trata de un pueblo con ciudadanos muy amables y un clima en el que disfruta el silencio y la inmensidad de la laguna, en la que se puede remar en algún bote de alquiler, realizar deportes acuáticos o simplemente mojarse los pies para refrescarse mientras se saborea al amuerzo o merienda al calor del sol. También existe la posibilidad de «tirar la caña», para los amantes de la pesca, aunque sólo en sectores destinados a esa actividad, como a la vez está la alternativa de caminar o andar en bicicleta en los amplios espacios verdes linderos al enorme espejo de agua que es la principal atracción de la ciudad.

Ya con diferentes carácterísticas pero con todas las cualidades y las tradiciones de pueblo, Carlos Keen es una excelente opción para quienes gozan de la nostalgia del pasado, de caminar o hacer un picnic debajo de un árbol o al costado de las vías o de la antigua estación de tren. Se trata de un agradable destino que pertenece a la localidad de Luján, que está muy cerca de la ciudad de la Virgen y que tiene una extensión de apenas ocho cuadras de largo y tres de ancho. En el centro se destaca la vieja estación y una feria de artesanos donde se pueden conseguir embutidos y otros productos de producción local, pero además hay una importante variedad gastronómica que ofrece por lo general un menú libre de parrilla y pastas, con una entrada de fiambres y empanadas.

El caso de Tomás Jofré es bastante parecido al de Carlos Keen, aunque este pueblo cercano a la ciudad de Mercedes al que se accede por la continuidad del Acceso Oeste se destaca por la calidad de sus fiambres, el asado y otros manjares típicos de una zona muy ganadera. Por otro lado, no cuenta con mayores atracciones que disfrutar de un abundante y delicioso almuerzo hasta la caída del sol.

San Andrés de Giles es una alternativa totalmente diferente a las anteriores porque su atracción se basa en edificios históricos y una hermosa plaza principal. También es uno de los destinos más lejanos, ya que está a 103 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires y se puede acceder por la ruta nacional 7 como por la ruta provincial 41. Obviamente, como en todos los casos anteriores, cuenta con una oferta gastronómica muy variada.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

Un milagro de discreción y elegancia

Un milagro de discreción y elegancia

La reedición de Los galgos, los galpos permite que aquellos que aún no pudieron leer la maravillosa novela de Sara Gallardo se encuentren con su ojo clínico para desnudar las manías de su clase, la aristocracia argentina, en sus grandes peleas y pequeñas miserias.