Riquelme ya busca el nuevo entrenador de Boca

El vice y máxima autoridad de fútbol del Xeneize fue sorprendido por la renuncia de Jorge Almirón minutos después del regreso del plantel desde Río de Janeiro y el club debe iniciar de inmediato el proyecto 2024. Todo queda en manos de Román para dar vuelta la página lo antes posible.

Por Federico del Río

Nov 5, 2023

El dolor de la derrota en la final de la Copa Libertadores había disminuido en forma de relativo consuelo cuando el plantel fue recibido en el aeropuerto de Ezeiza por una multitud de hinchas que esperaron el regreso de Río de Janeiro. Aunque esa situación fue muy efímera, porque minutos después el entrenador Jorge Almirón se juntó con Juan Román Riquelme y le presentó la renuncia al cargo. De esta manera, el principal dirigente de Boca debe afrontar la compleja tarea de elegir el nuevo técnico del equipo.

Por el momento, el buzo de DT quedará a cargo de Mariano Herrón, el conductor de La Reserva, en forma interina, como sucedió con Sebastián Battaglia y luego con Hugo Ibarra.  De todas formas, Boca necesita dar vuelta la página con una decisión de impacto y ya empiezan a ciurcular nombres pesados como candidatos a ser el próximo entrenador de Boca.

Por el peso de su historia en Boca, Martín Palermo siempre está entre las posibilidades. Además, el goleador histórico del club ha hecho una gran campaña en Platense y eso lo posiciona aún mejor. Otra posibilidad de un hombre vinculado al club es Fernando Gago, cuyo estilo de juego está mucho más emparentado al gusto futbolístico de Riquelme.  Y algo similar pasa con Guillermo Barros Schelotto, con buenos antecedentes y experiencia como DT del Xeneize a pesar de haber estado a cargo del equipo que perdió el superclásico de la final de la Libertadores en Madrid.

En un plano totalmente diferente asoma Ricardo Gareca, un técnico que siempre le gustó a Riquelme pero que acaba de tener un muy mal regreso al fútbol argentino en Vélez, una institución en la que se había ganado el cielo, mientras que a Boca no llegaría con el mismo apoyo popular que glorias del club y en una situación delicada, que incluye una amplia renovación en el plantel para 2024.

En principio, Román dormiría esta fundamental decisión por unos días, como lo hacía en la cancha cuando pisaba la pelota para apreciar tiempo y panorama. Así, analizaría en profundidad cada uno de los proyectos de sus candidatos. Obviamente, los hinchas empezaron a manifestarse en las redes sociales apenas se conoció la noticia de la renuncia de Almirón y uno de los nombres con más apoyo fue el de Gabriel Milito, un hombre que no está ligado a Boca pero que encajaría en las pretensiones de Riquelme.

Si bien el corto plazo exige serenidad, al mismo tiempo Boca necesita conseguir la clasificación para la Libertadores 2024, un objetivo que puede lograr con el título de la Copa Argentina o ganando los últimos tres partidos de la Copa de la Liga Profesional y que Defensa y Justicia, Rosario Central, Estudiantes, Lanús, San Lorenzo y Lanús se caigan de las posiciones actuales, ya que Boca está noveno, a cinco puestos de los cuatro que ingresan a la Copa más importante de Sudámerica que no pudo levantar el sábado en Río frente a Fluminense.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: