Se conocieron los finalistas del premio Fotógrafo de Vida Silvestre del Año

El Museo de Historia Natural de Londres reveló cuáles fueron las imágenes protagonizadas por animales más espectaculares del 2023.

Por Lucas Torretta

Dic 1, 2023

En las últimas horas, el Museo de Historia Natural de Londres dio a conocer quiénes son los finalistas del premio Fotógrafo de Vida Silvestre del Año, el evento que se organiza anualmente con el objetivo de galardonar al mejor profesional en la materia. Por este motivo, revelaron cuáles fueron las 25 imágenes protagonizadas por animales más espectaculares del 2023.

Según informaron, el museo eligió las fotografías mediante un panel de jueces que seleccionó entre casi 50 mil obras de 95 países de todo el mundo. Ante este panorama, los organizadores permitirán que el público vote a su favorito a través de la sección The People´s Choice Awards.

¿Cómo votar y cuándo se anunciará el ganador?

Las personas interesadas en elegir la foto ganadora podrán hacerlo a través de la página web oficial del Museo de Historia Natural de Londres. Una vez que ingresen a la sección People´s Choice, podrán votar la imagen que más les hayan gustado.

El tiempo para seleccionar una fotografía cerrará el 31 de enero de 2024. Luego, el museo informará el 7 de febrero quiénes son los cuatro finalistas y el ganador.

Las mejores fotos

En la página del museo, se pueden apreciar las 25 imágenes con sus respectivos títulos, la historia que tiene detrás y el nombre de los fotógrafos. A continuación, algunas de las mejores obras:

  • Crianza compartida, de Mark Boyd.

Leonas que acicalan a uno de los cinco cachorros de la manada en Masai Mara de Kenia. Crédito: Mark Boyd.

  • Bebidas basura, de Claire Wairing.

En Indonesia, «un macaco crestado de Célebes investiga el contenido de una botella de plástico de una pila lista para reciclar en una playa en el borde de la Reserva Natural Tangkoko Batuangus, Indonesia». Crédito: Claire Wairing.

  • Regreso a casa, de Dvir Barkay.

«Un murciélago pigmeo de orejas redondas, rara vez fotografiado, en las selvas tropicales de las tierras bajas de Costa Rica». Crédito: Dvir Barkay.

  • Cama de hielo, de Nima Sarikhani.

«Un oso polar talla una cama en un pequeño iceberg antes de quedarse dormido en el extremo norte, frente al archipiélago noruego de Svalbard». Crédito: Nima Sarikhani.

  • Las geladas de pastizal, de Marco Gaiotti.

«Tomada durante la temporada de lluvias de agosto, con nubes amenazando con un aguacero, una gelada amamanta a su bebé junto a su compañero en el borde de una meseta en las montañas Simien de Etiopía». Crédito: Marco Gaiotti.

  • Negociación dura, de Ayala Fishaimer.

«De pie sobre una roca en las estribaciones de Judea en Israel, un cachorro de zorro rojo mira fijamente a la musaraña que había arrojado al aire momentos antes». Crédito: Ayala Fishaimer.

  • Esperanza, de Roberto García-Roa.

«Mientras fotografiaba chimpancés rescatados en el Centro de Conservación de Chimpancés en la República de Guinea, Roberto capturó este retrato pensativo». Crédito: Roberto García-Roa.

  • La tortuga feliz, de Tzahi Finkelstein.

«Una tortuga de estanque de los Balcanes comparte un momento de coexistencia pacífica con una libélula terrestre con bandas del norte en el valle de Jezreel en Israel». Crédito: Tzahi Finkelstein.

  • Grupo de patitos, de Charles Davis.

«Un pato de bosque y su cría quedan atrapados en una tormenta de nieve de finales de primavera en Smiggin Holes, Nueva Gales del Sur, Australia». Crédito: Charles Davis.

  • Sorbo de leche perdido, de Karim Iliya.

«Una cría de ballena jorobada pierde un poco de la leche de su madre, que flota y se arremolina en las corrientes frente a la costa de Rurutu, Polinesia Francesa». Crédito: Karim Iliya.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

¿A quién crees engañar?

¿A quién crees engañar?

El síndrome del impostor se caracteriza por experimentar una gran sensación de inseguridad y falta de confianza en vos mismo. Perfeccionismo, autoexigencia y dudas a las que hay que sobreponerse para no engañarse a uno mismo.