Selección de básquet: Argentina será sede del Preolímpico

El seleccionado nacional, que no logró clasificar a la Copa del Mundo de Filipinas-Japón-Indonesia 2023, buscará ingresar a los Juegos Olímpicos París 2024.

Por Lucas Torretta

May 2, 2023

La Selección Argentina de básquet no está pasando un gran momento. En febrero, el equipo que dirige técnicamente Pablo Prigioni perdió con República Dominicana por 79-75 en la última fecha de las Eliminatorias y no clasificó a la Copa del Mundo de Filipinas-Japón-Indonesia 2023.

Ese resultado significó un golpe terrible para el seleccionado nacional, que es el vigente campeón de América y en el último Mundial, disputado en China en 2019, alcanzó el segundo lugar luego de perder la final con España por 95-75.

Con este panorama, el cuerpo técnico y los jugadores buscarán ingresar a los Juegos Olímpicos París 2024. Para lograrlo, deberán ganar el Preolímpico que se disputará en nuestro país desde el 12 hasta el 20 de agosto y, de esta manera, jugarán el Clasificatorio Olímpico.

Argentina compartirá el grupo A con Cuba, Panamá y Bahamas. Por su parte, el B está compuesto por Uruguay, Islas Vírgenes, Chile y Colombia.

En la primera ronda, las selecciones se enfrentarán todos contra todos y los dos líderes de cada zona avanzarán a la siguiente instancia. En esta fase, el primero de un grupo se cruzará contra el segundo del otro, dejando a dos ganadores que definirán en la final. De ese duelo, saldrá un vencedor tendrá la oportunidad de presentarse en el Clasificatorio Olímpico, junto a otros tres seleccionados FIBA.

Esta es la última oportunidad que tiene Argentina de ingresar a los Juegos Olímpicos de París. Al no participar de la Copa del Mundo, que otorga siete cupos para jugar las olimpiadas, el conjunto de Prigioni deberá ganarse su lugar en el Clasificatorio ante otros 23 equipos.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

Equi Fernández, el pibe que retrocedió para tomar impulso

Equi Fernández, el pibe que retrocedió para tomar impulso

Ganarse un lugar en Boca no es fácil y él lo vivió en carne propia. Se formó en el club, pero tuvo que irse a Tigre para mostrarse y que lo volvieran a considerar. Ahí, como en las Inferiores, lo tuvo Diego Martínez, quien hoy lo disfruta y elogia: «Juega igual en cualquier cancha como en su barrio en San Miguel».