Tres estudiantes argentinas ganaron el mundial de robótica

Las jóvenes se presentaron en Israel y sumaron tres medallas de oro y siete premios. Es el primer equipo femenino que logra dichas distinciones.

Por Jonatan Pedernera

Abr 22, 2023

Florencia Grillo, Isabella Mastrangello y Sofía Pérez hicieron historia. Es la primera vez que representantes del país se consagran en este tipo de competencia. Las chicas se destacaron en la contienda internacional Robotraffic, organizada por el instituto de Tecnología israelí Technion.

Más de 10 equipos de todo el mundo expusieron en el desafío global. La temática de la competencia fue la familiarización de las normas de tránsito y el desarrollo de sistemas autónomos capaces de reducir la cantidad de siniestros viales.

Rubén Krawicky, director del ORT, acompañó a las chicas.

Las estudiantes del colegio secundario ORT construyeron robots en todas las categorías: Racing (de tipo carrera), Careful Driving (división en la que cada móvil debe adecuarse a las normas de tránsito) y Careful Driving Advanced (en esta parte, cada robot muestra la manera adecuada de manejo).

“Estar en una universidad tan grande, estar ahí adentro y participar, poder hablar con los estudiantes de esa universidad fue una gran meta ganada. Sentimos que realmente ganar las medallas fue sentir que lo hicimos, que somos chicas y estamos representando a la Argentina en otro país. Además, somos las primeras mujeres en lograrlo”, dijo Sofía, quien seguirá estudiando carreras afines a la tecnología, al igual que sus compañeras.

“Fue una satisfacción enorme, y un orgullo recibir tres medallas de oro con este equipo enteramente femenino. A nivel institucional y a nivel personal me llena de orgullo acompañarlas. Ellas están haciendo historia, y con esto están alentando a que las jóvenes se animen más a meterse en el mundo de la electrónica“, comentó Rubén, el director que las acompañó durante la competencia.

 

Una de las muestras del mundial de Israel, líder en emprendimientos robóticos.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: