Un argentino fue elegido entre 34.000 postulantes para Harvard

Federico Repetto, de San Justo, Santa Fe, fue seleccionado para hacer su residencia de medicina en la prestigiosa universidad.

Por Gabriel Casazza

Mar 31, 2024

Para destacar, visualizar y aplaudir. Así es lo conseguido por Federico Repetto, un argentino oriundo de San Justo, provincia de Santa Fe, que fue elegido entre nada más ni nada menos que 34.000 postulantes de todo el mundo para ingresar en la prestigiosa Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

Con solamente 23 años de edad, Repetto ya terminó de cursar la carrera de medicina en la Universidad Favaloro y ahora se prepara para otro auténtico desafío. Es que fue admitido y seleccionado para llevar a cabo la residencia en Harvard, destacándose por sobre una enorme cantidad de personas de distintas partes del globo terráqueo.

El argentino iniciará esta nueva aventura en el mes de junio, cuando comience dicha residencia en Mass General Brigham, la red de hospitales que dependen de la Universidad de Harvard en Boston, Estados Unidos. No es un detalle menor que para la especialidad que eligió -Anatomía Patológica y Patología Clínica- solamente había 21 lugares.

«Había comenzado a averiguar sobre esta posibilidad en 2020, durante la pandemia. Mientras finalizaba la carrera, en septiembre de 2023, me postulé a 60 hospitales para hacer la residencia en Estados Unidos. Nunca pensé que me aceptarían en Harvard. Aún no lo puedo creer, mi familia tampoco», indicó en diálogo con Infobae.


Federico Repetto en Harvard.

Cabe destacar que Repetto cursó la primaria y la secundaria en el Colegio Urbano del Niño Jesús. En 2018 se mudó a la Ciudad de Buenos Aires para estudiar medicina y allí potenció ese interés por el cuerpo humano. «Al interiorizarme en las ciencias naturales me di cuenta de que el cuerpo es súper complejo y aún hay muchísimo por descubrir», señaló.

En ese contexto, en 2015 se fue de intercambio a Texas por seis meses y recuerda esa experiencia con mucho énfasis: «Me abrió la cabeza, me hizo ver el valor de explorar otras culturas y de conocer nuevos lugares y personas», añadió. En ese entonces aprovechó la oportunidad para perfeccionar su inglés.

«También hice una rotación de tres semanas en cirugía en el estado de Washington, en enero de 2022. En ese momento, mi gran disyuntiva era especializarme en cirugía o en patología. Allá conocí al patólogo del hospital: su pasión por la especialidad y su conocimiento me cautivaron tanto que decidí inclinarme por la patología clínica», completó.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo: