Un niño bajo tratamiento médico visitó a Messi en Miami: «Uso la misma inyección y me pincho como él»

El chico padece un deficit en la hormona de crecimiento y al igual que el crack argentino durante su niñez realiza un tratamiento especial para crecer.

Por Matías Petrone

Jul 27, 2023

La extensa trayectoria de Lionel Messi como futbolista, en la que acumula 43 títulos ganados vistiendo las camisetas del Barcelona, Paris Saint-Germain y la Selección Argentina, no podría haber sido posible sin el tratamiento al que se sometió de chico para fomentar su crecimiento. En sus días en Miami, ese pasado se reencontró con el astro argentino a través de un pequeño hincha.

Un niño se acercó a las instalaciones del Inter de Miami y dialogó con el móvil de TyC Sports. Con una voz tierna, el chico afirmó: “Uso la misma inyección y me pincho como Messi”. Esta frase hizo recordar el tratamiento realizado por el 10 luego de detectarle un déficit de la hormona de crecimiento, que limitaba su desarrollo y amenazaba su prometedor paso en este deporte. Debido a esto, tenía que realizar una serie de inyecciones en sus piernas para combatir un problema diagnosticado en su paso por la Lepra. En ese contexto, el joven no dudó un segundo frente a la consulta sobre si le quería decir algo a su referente: “Que es mi ídolo”.

Estos fragmentos viralizaron su relato y le dieron la oportunidad de conocerlo en persona, mientras se veía embargado de una profunda emoción. Sin mediar un segundo, se estrechó en un fuerte abrazo con el máximo emblema del Inter Miami. Ambos inmortalizaron el momento en una fotografía que quedará para toda la vida en el álbum del niño.

Esta situación recordó con facilidad el famoso diálogo mantenido por Messi con Diego Schwarzstein a través de una pregunta concisa y directa: “Doctor, ¿yo voy a poder crecer para jugar al fútbol?”. “Vos vas a ser más alto que Maradona”, recordó el especialista en el libro “Messi, el distinto”, uno de los primeros escritos sobre Leo en Argentina.

El máximo goleador histórico del Blaugrana y la Albiceleste se refirió a esos sacrificios en una entrevista brindada años atrás en América TV: “Me las inyectaba en las piernas. Una vez por noche. Iba cambiando primero una pierna y después la otra. Empecé con once, doce años. No me impresionaba hacerlo. Al principio me la ponía mi mamá o mi papá, de noche. Hasta que aprendí y fui haciéndolo sólo. La verdad que es una agujita muy chiquita, era tipo una lapicera donde tiene una agujita chiquita, te metías y le cargabas la cantidad que tenía que pincharme y no, no me dolía y ya era algo rutinario que tenía que hacer y lo hacía con normalidad”.

Uno de sus ex compañeros en Newell’s, Imanol Caturano, dio detalles sobre esas situaciones vividas con el astro: “Cuando Leo venía a mi casa a dormir los viernes, le daba la cajita de vacunas a mis viejos para que se la guardaran en la heladera. Y a la noche se las inyectaba solo en el cuádriceps. Esas eran sus ganas de llegar a jugar al fútbol”.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

Un milagro de discreción y elegancia

Un milagro de discreción y elegancia

La reedición de Los galgos, los galpos permite que aquellos que aún no pudieron leer la maravillosa novela de Sara Gallardo se encuentren con su ojo clínico para desnudar las manías de su clase, la aristocracia argentina, en sus grandes peleas y pequeñas miserias.