Una buza realiza expediciones preocupada por la devastación de corales

María Ximena Daffra tiene como objetivo mejorar el bienestar de los mismos y recuperar los arrecifes. Sí, para aplaudir de pie.

Por Gabriel Casazza

Mar 27, 2024

A lo largo y a lo ancho del planeta hay cuestiones ambientales de distinto tipo que se traducen en amenazas. Como consecuencia de ello, esta preocupación encuentra verdaderos héroes que se encaminan en iniciativas que terminan siendo extremadamente importantes. Héroes que merecen ser reconocidos.

Este es el caso de María Ximena Daffra, una buza y activista medioambiental argentina que encabeza la iniciativa denominada «Blue Rethink». Ella está muy preocupada por la devastación de los corales y directamente comprometida con la preservación de los arrecifes de estos pequeños animales. Algo muy necesario.

Estas especies viven en las profundidades de la isla mexicana de Cozumel y enfrentan amenazas contundentes como las elevadas temperaturas oceánicas, la contaminación de los cruceros -fuente clave para la isla- y la explotación ilegal de corales en el mercado negro. Sí, un abanico de factores muy complejos.

Un día, la joven, que tenía como sueño viajar a Cozumel y convertirse en buza profesional y que siempre se vio atraída por todo lo que tuviera relación con los océanos y abismos submarinos, armó las valijas y viajó rumbo  México. Finalmente, esa travesía se terminó transformando en su proyecto de vida.

Su historia comenzó en Puerto Morelos, durante una expedición a la isla de Cozumel. Allí fue cuando se topó por primera vez con un escenario sencillamente triste: la devastación que están sufriendo los corales marinos y las consecuencias ecológicas que esto conlleva en el marco del medio ambiente.

«Lo que sucede en el océano impacta en la tierra. Las personas no toman conciencia de que sin los océanos no existiríamos», exteriorizó al respecto la activista que se unió a «Cozumel Coral Reef Restauration», un programa dirigido por el biólogo Germán Méndez y que se encarga de ayudar a la restauración de los corales.

«Conseguir voluntarios se torna muy difícil porque para hacer esa tarea se requieren profesionales en buceo. Además, por cuestiones de seguridad, solo la pueden hacer durante cierto lapso porque no pueden permanecer tanto tiempo sumergidos», profundizó Ximena, muy preocupada por esta gran problemática.

La humanidad depende de la salud de los océanos. Sin ir más lejos, un 50 por ciento del oxígeno que respira la población mundial se genera a través del mar. En ese contexto, los corales albergan un 25 por ciento de la vida marina, favoreciendo de forma directa a la biodiversidad. Por ende, es necesario tomar conciencia.

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

El estadio de Temperley cumplió 100 años

El estadio de Temperley cumplió 100 años

El “Alfredo Beranger”, símbolo de zona sur, llegó a su Centenario. Sus hinchas rememoraron las hazañas en la previa al partido contra Almirante Brown y hubo saludos de todo tipo en las redes sociales. Mirá uno en especial…