Una alpinista noruega escaló 14 cumbres en tres meses y consiguió el récord

Se trata de Kristin Harila que junto al guía nepalí Tenjin Sherpa lograron escalar 14 picos en 92 días. La dupla le arrebató la marca a Nirman Purja, que en 2019 lo había conseguido en seis meses y seis días.

Por Matías Gutierrez

Ago 10, 2023

Si de travesías se trata, la alpinista noruega Kristin Harila y el guía nepalí Tenjin Sherpa podrán hablar con autoridad, ya que el pasado 27 de julio, la dupla concluyó el ascenso a la decimacuarta cumbre que los convirtió en récord. Tras ascender al K2 de Pakistán (segunda cima más alta del mundo con 8.611 metros) concretaron los 14 “Ochomiles”, como se denomina a los picos que superan los 8.000 metros de altura. Esta marca histórica la alcanzaron en 92 días.

La aventura comenzó el 26 de abril, en el ascenso a la cima del Shisha Pagma, en el Tíbet, en la zona norte del Himalaya. Es el pico más bajo de los 14 “Ochomiles”, pero no menos peligroso debido a sus 8.027 metros. Cabe destacar que a lo largo de la travesía, Kristin, de 37 años, utilizó como logística, helicópteros que las trasladaba de campamento base a campamento base y debió usar oxígeno suplementario en diferentes momentos del recorrido. También contó con un nuevo equipo de guías nepalíes, en el proyecto que denominó “She Moves Mountains” (“Ella mueve montañas”).

Asimismo, Harila y Tenjin Sherpa le arrebataron el récord al nepalí-británico Nirman Purja, que en 2019 escaló las 14 cumbres, aunque lo hizo en seis meses y seis días. En aquel momento, Purja había superado la marca que obtenía el alpinista polaco Jerzy Kukuczka desde 1987, quien lo consiguió tras siete años y cuatro meses de ascensos a los picos más altos del mundo.

El equipo de trabajo que acompañó a los alpinistas se expresó en un comunicado

Según el grupo, la hazaña que alcanzaron Kristin Harila y Tenjin Sherpa demostró “su determinación inflexible, su trabajo en equipo y su pura tenacidad durante el conjunto monumental de esta empresa”. Luego, el mensaje continuó: “La colaboración entre Harila y Lama (apodo del guía) resaltó la esencia de la unidad en el alpinismo, trascendiendo fronteras y culturas para alcanzar juntos la excelencia”.

Estos fueron los 14 picos asiáticos escalados:

Sinsha Pangma (8.027 metros).

Cho Oyu (8.188 metros).

Makalu (8.485 metros).

Kanchenjunga (8.586 metros)

Everest (8.848 metros, el más alto del mundo).

Lhotse (8.156 metros).

Dhaulagiri (8.167 metros).

Annapurna (8.091 metros).

Manaslu (8.163 metros).

Nanga Parbat (8.125 metros).

Gansherbrum II (8.035 metros).

Gansherbrum I (8.080 metros).

Broad Peak (8.051 metros).

K2 (8.611 metros).

 ¿Qué dijo Harila sobre el montañismo y las mujeres?

Los montañistas más destacados en su mayoría son hombres y fueron pocas las mujeres que lograron distinguirse en la disciplina. Por tal motivo, en mayo pasado Kristin se expresó: “Espero que este proyecto sea una fuente de inspiración y que vuelva las cosas más simples para las chicas que me sucedan”.

Insistir para alcanzar los sueños

La alpinista noruega, Kristin Harila, necesitó de dos intentos para lograr ascender a las catorce cumbres de más de 8.000 metros ubicadas en Asia. El año pasado no lo pudo alcanzar por diferentes motivos. Uno de los problemas que debió sobrepasar en la primera oportunidad, fue la falta de patrocinadores y tuvo que vender su apartamento para poder financiarse.

A su vez, otro de los contratiempos fue la pandemia del COVID-19, ya que en su estadía en China, se topó con un país muy estricto con este tema y esto dificultó la continuidad el proyecto. En aquel momento, Kristin había escalado 12 picos y no obtuvo los permisos para ascender al Shisha Pangma, que se encuentra en el Tíbet y el Cho Oyu, que los montañistas lo escalan desde el lado chino.

De esta manera, Kristin Harila, la alpinista noruega que escaló 14 cumbres en 92 días y se convirtió en récord, demuestra que por más escollos que te presente en la vida, hay que sortearlos y seguir adelante para alcanzar los sueños o los objetivos que uno se proponga.

 

Noticias relacionadas

Seguí leyendo:

Un milagro de discreción y elegancia

Un milagro de discreción y elegancia

La reedición de Los galgos, los galpos permite que aquellos que aún no pudieron leer la maravillosa novela de Sara Gallardo se encuentren con su ojo clínico para desnudar las manías de su clase, la aristocracia argentina, en sus grandes peleas y pequeñas miserias.