Borja, el 9 que eligió creer hasta llevarse la pelota a su casa…

El colombiano pasó de ser la tercera opción detrás de Beltrán y Rondón, pero ahora es pieza clave para el River de Demichelis, con quien tuvo un fuerte chispazo y ahora lo definió como "el mejor 9 del fútbol argentino".

Por Cholo Sottile

Feb 8, 2024

Borja tardó en llevarse la pelota por el hat trick a Vélez. No sólo porque tuvo que buscar a Facundo Tello para que se la diera a pocos segundos del histórico 5 a 0 de River. Al colombiano, en realidad, le costó transformarse en el 9 titular del equipo. Ahora parece haberlo logrado y hasta se convirtió en el primer jugador del club en hacer tres goles de cabeza en el Monumental. Todo en apenas 55 minutos, lo que tardaron en complicidad con Colidio, Barco y Nacho Fernández en destruir a un Vélez frágil como pocas veces. Y el tiempo que les llevó recuperar la memoria: el delantero jugó como en sus mejores tardes, y River recordó el inicio demoledor con Demichelis como entrenador. Tan presente está la estatua de Gallardo, el DT más preponderante de la historia de la Banda y antecesor de este ciclo, que las redes rápidamente hablaron de una remake del equipo del Muñeco. En realidad, el concepto riguroso marca que el domingo el equipo jugó como en 2023, cuando en su pico de rendimiento fue mejor que todos en su nivel de juego. Borja, a su técnica exquisita para definir, le agregó más despliegue para tirar diagonales y correr a los defensores en la salida. Tan metido está en la primera foto del año, que al final también metió un pique para sacarle la pelota al árbitro. «Tello se la estaba llevando, pero le dije que era mía», dijo mitad en broma y mitad en serio el delantero de 31 años recién cumplidos. Y como siempre, le agradeció a Dios.

River debutó con el pie derecho en la Copa Argentina

Borja aterrizó en River justamente de la mano de Gallardo, a mediados de 2022, para ocupar el enorme lugar que dejó vacío Julián Alvarez. Su ficha costó 8 millones de dólares, la segunda transferencia más cara en los 8 años y medio que estuvo el Muñeco. El pase más caro había sido el de Lucas Pratto: 13 millones de euros que se pagaron solos con los goles que lo llevaron a la gloria eterna en Madrid. Al colombiano no le pesaron las cifras, no pasó por ahí la adaptación, pero le costó hacerse indiscutible en el puesto. Es más, con Demichelis llegó a ser el tercer centrodelantero detrás de Lucas Beltrán y de Salomón Rondón. El pibe surgido de River le sacaba ventaja en su despliegue, en la potencia para la primera presión; en fin, en su parecido con su amigo Julián salvando las distancias. Y a Borja el año pasado ni siquiera le alcanzó el hecho de hacerse cargo del penal caliente para ganarle a Boca en los últimos minutos el clásico del Monumental. Cuando Beltrán se fue a Fiorentina, Demichelis generalmente prefirió al venezolano. A fin de año, Rondón pidió irse porque le costó adaptarse a la Argentina y ahí se le abrió del todo el hueco a Borja. El entrenador también pensó en Colidio como 9, una mirada coincide con Francescoli, pero no atentó contra los minutos en cancha del Colibrí: el domingo compartieron los dos el ataque y fueron los dueños de los 5 goles que destruyeron la autoestima de Vélez.

Lejos quedó ahora el emoji de fastidio que publicó Borja en julio del año pasado. El 9 creyó que iba a ser titular porque Demichelis iba a rotar el equipo contra Central. Pero cuando se enteró que iba al banco, desde el micro, con la cabeza y el celular calientes, posteó una cara pensativa que se hizo viral en unos pocos minutos. Esa reacción, impensada con el manual de conducta que había impuesto Gallardo en River -y que después también se destruiría con las famosas filtraciones del off del DT- hizo ruido en el mundo River. Al punto que hubo una charla fuerte con el entrenador. A los pocos partidos, el colombiano hizo un gol y después de su típico festejo le dio un abrazo a Demichelis aun en tiempos de internas de vestuario. Todo pasa a mucha velocidad en los pasillos del Monumental y ya nadie habla de eso después del 5-0. Por un rato quedaron lejos de la tapa de los diarios la cifra que se paga por Rodrigo Villagra para que sea el 5 de River en el post Enzo Pérez, la pretemporada en Estados Unidos que congeló unos días a los jugadores y llevó a la queja del propio Borja, y la relación fría también de Demichelis con los hinchas pese al andar lujoso del primer semestre del año pasado. «Miguel se merece este momento porque está trabajando fantástico. Es el mejor 9 del fútbol argentino», elogió el entrenador de River. Mientras tanto, Borja mostraba su sonrisa de publicidad y se llevaba el trofeo para su museo… Hoy es el dueño de la 9 y de esa pelota.

Noticias relacionadas

La Selección de Messi nos volvió a ilusionar…

La Selección de Messi nos volvió a ilusionar…

Como el equipo de Basile en el 91 y 93, la Scaloneta quiere defender la Copa América y repetir el título. Con firmeza en la primera fase, ahora tiene una llave accesible para avanzar hasta encontrarse con el que sea más fuerte entre Uruguay, Colombia y Brasil.

El nuevo Bielsa es el mismo de siempre

El nuevo Bielsa es el mismo de siempre

El Loco no se mueve del manual con el que se ganó un lugar en el fútbol y en el corazón de sus jugadores. Así construye una nueva Uruguay que, en plena renovación generacional, quiere pelearle el reinado de América a la Selección Argentina.

Seguí leyendo: